Serie Destino

No somos dueños de nuestro destino… Cuenta una leyenda oriental que las personas destinadas a conocerse están conectadas por un hilo rojo invisible. Este hilo nunca desaparece y permanece constantemente atado a sus dedos, a pesar del tiempo y la distancia.

Artículo añadido al carrito.
0 items - 0,00
error: contenido protegido